Cinque Terre

Cinque Terre - Manarola

Consejos antes de visitar Cinque Terre (Italia)

  • Dónde hospedarse. Cinque Terre son las “cinco tierras“, cinco pueblitos de ensueño asomados al mar en una geografía imposible, con coloridas casas amontonadas en el poco espacio que les permitió la montaña, llenos de colores y magia, que pese a haber sido desbordados por el turismo conservan su fisonomía y su esencia auténtica. Son tan pequeñitos que su oferta hotelera es escasa y muy cara, por lo que la gran mayoría de sus visitantes elige hospedarse en La Spezia (al sur) o Levanto (al norte) gracias a su cercanía y a que están muy bien comunicados con los Cinque Terre gracias al tren. Tanto La Spezia como Levanto no tienen demasiado atractivo turístico, por lo que es recomendable diseñar un plan de viaje de pocos días, apenas los necesarios para el tiempo que se les desee dedicar a Riomaggiore, Manarola, Corniglia, Vernazza y Monterosso al Mare, además de Portovenere, al que llaman “la sexta tierra” pero no está incluido en el trayecto del tren (se encuentra muy cerca de La Spezia). Se pueden visitar los cinco en un día pero eso dependerá del gusto de cada uno, no estaría nada mal dedicarle un día entero a las playas de Monterosso y una jornada extra a Portovenere.

 

  • cinque-terre-02Cómo recorrerlos. Los cinco pueblos están sobre la costa de Liguria (en el norte italiano), a lo largo de poco más de ocho kilómetros. En una época se podía hacer todo el recorrido a pie por un camino de cara al mar (el Sentiero Azzurro) pero algunos de sus tramos (justamente los menos exigentes físicamente) sufrieron desmoronamientos y se encuentran cerrados al paso, y las rutas alternativas obligan a hacer desplazamientos muy largos subiendo la montaña y bajando nuevamente hasta los pueblitos. La famosa Via dell’Amore (entre Riomaggiore y Manarola) es un sendero de 1,4 kilómetros con una elevación de unos 35, que se podría realizar en 20 minutos a pie pero por estos días se encuentra clausurado. El tramo Manarola-Corniglia (3 kilómetros, con elevaciones de hasta 80 metros) también está cerrado. Los único que pueden realizarse son los caminos Corniglia-Vernazza y Vernazza-Monterosso, cada uno de bastante más de tres kilómetros y con elevaciones de casi doscientos metros sobre el nivel del mar. La caminata por ambos senderos es de unos tres horas y media. Pero el método que eligen casi todos es el tren que sale de La Spezia y llega hasta Levanto, con paradas en los cinco pueblitos. Tiene muchísimos servicios durante todo el día (en ningún momento debería demorar mucho más de media hora y en algunos momentos llega a pasar cada cinco minutos) y se puede comprar la Cinque Terre Card, que permite bajar y subir del tren durante todo un día, además de permitir el uso gratuito de los ómnibus que van a los pueblitos de alrededor y del servicio de wi-fi de las estaciones. Cuesta €16,00 por persona y se puede comprar en cualquiera de las siete estaciones (incluyendo La Spezia y Levanto), incluso con algunos días de anticipación. Lo único que hay que hacer es validar el ticket (estamparlo en alguna de las máquinas validadoras) antes de subirse por primera vez. El tramo simple de tren para conectar cualquiera de las ciudad cuesta €4,00. También se pueden recorrer en barco con un sistema parecido y tarifas que rondan los €30,00 diarios por persona.

 

  • cinque-terre-03-riomaggioreRiomaggiore. Es el primer pueblito desde el sur. Tiene 1.600 habitantes y unos 400 metros de largo, en una calle semipeatonal (la simpática y elegante Via Colombo) que discurre montaña abajo hasta desembocar en un pequeñísimo puerto en el mar turquesa, con angostos callejones llenos de escaleras que llevan a las casas, bares y restaurantes más elevados. La estación de tren queda encerrada entre las montañas y para llegar a Riomaggiore hay que cruzar un largo túnel. Las mejores vistas se logran subiendo al final del recorrido hacia la izquierda (sobre el lado opuesto del comienzo de Via dell’Amore) y también tiene una plaza seca ubicada por encima de la calle principal con un balcón que mira al puerto. En Via Colombo hay abundantes ofertas gastronómicas para todos los bolsillos. Quizás sea el más comprimido de los Cinque Terre pero también es uno de los más encantadores, con sus coloridas y antiguas edificaciones que parecen a punto de caer al mar. El sendero de la costa hacia el sur lleva a una playa muy concurrida que no tiene arena, solamente rocas. Por estos días, la única opción para ir a pie hasta Manarola es subir el camino hasta la montaña y caminar algo más de cuatro kilómetros.

 

  • cinque-terre-04-manarola►Manarola. El más antiguo y probablemente el más fotogénico de los cinco (la imagen principal de esta entrada es de Manarola). Tiene apenas 350 residentes y la única calle que lo recorre tiene poco más de 300 metros de largo. Termina en el mar, en un minúsculo puerto de roca, por el que se accede a un sendero (el camino que en otras épocas permitía conectar a pie con Corniglia) y desde el que se consiguen las mejores panorámicas de toda la región, con las adorables casitas coloridas amontanadas sobre la ladera de la montaña, mirando al puerto. La estación del tren no está muy lejos y es un pueblo muy fácil de recorrer, aunque tiene algunas subidas y bajadas. Hay varios restaurantes de buenos precios aunque la oferta es más reducida que en Riomaggiore. Los que quieran seguir a pie deberán trepar hasta internarse en Volastra (1,75 kilómetros, también se puede hacer en ómnibus) y caminar otros 3,5 kilómetros hasta Corniglia.

 

  • cinque-terre-05-corniglia►Corniglia. El más pequeño de los cinco, el único que no está al nivel del mar (se encuentra asomado al barranco, a unos 80 metros de altura) y, aunque no se luce tanto en las fotografías, desde mi punto de vista personal es el más hermoso. El pueblito no tiene mucho más de 200 metros y no alcanza a los 250 habitantes incluyendo los alrededores. La estación está a nivel del mar y para llegar a Corniglia hay que subir una escalera de 377 peldaños (que incluso tiene nombre propio, Lardarina), pero también se puede acceder caminando unos mil metros por la ruta, el mismo recorrido que hace un ómnibus local (gratuito para quienes sacaron la Cinque Terre card). Una vez arriba, desde la plaza se accede a la estrechísima calle principal que se interna entre las casas de piedra, algunos jardines y unos pocos café-restaurantes. Hacia el final se puede disfrutar una deslumbrante panorámica desde la que se pueden divisar a la distancia los otros cuatro pueblos de Cinque Terre. También hay un camino que baja por el norte hasta una pequeña cala de rocas donde es posible darse un chapuzón en el mar. El sendero marítimo hasta Vernazza de 3,6 kilómetros es transitable pero no tiene grandes vistas.

 

  • cinque-terre-06-vernazzaVernazza. Es muy parecida a Manarola aunque quizás no tan vistosa. Tiene mil habitantes y una calle principal de 350 metros de largo que desciende hasta una plaza muy bonita, de cara al puerto, el más amplio de los Cinque Terre. Un largo espigón se interna en el mar y permite sacar buenas fotografías del pueblito y su iglesia, casi asomada sobre las aguas azules y la pequeña playita de arena. Antes del final de Vernazza hay una caverna que desemboca en otra playa, que tiene rocas y algo de arena pero no es muy bonita, por la tarde no da el sol y queda encajonada contra la montaña. La estación da sobre la calle principal, a 150 metros de la playa. Está separado de Monterosso por un camino de 3,8 kilómetros y elevaciones que alcanzan los 195 metros.

 

  • cinque-terre-07-monterossoMonterosso al Mare. Es el menos pintoresco de los Cinque Terre pero el más visitado por turistas de toda edad, ya que es el de más fácil acceso (la estación del tren está a pocos metros de la playa), casi no tiene desniveles y tiene amplios balnearios, la mayoría privados y de pago. Tiene 1.500 habitantes y está dividido en dos zonas principales, la del centro histórico al oeste, con una playa de 150 metros, y la parte más nueva, llamada Fegina, con una franja de casi quinientos metros de arena. Tiene un hermoso paseo marítimo con buenas opciones gastronómicas y algunos restaurantes asomados a la playa. También tiene una elevación que divide ambas zonas y que permite tomar buenas panorámicas y visitar la iglesia de los capuccinos, con algunas obras de arte como un Van Dyck. Los balnearios no son baratos, cobran entre €20,00 y €25,00 diarios por una sombrilla y dos reposeras, pero también hay pequeñas porciones de arena dedicadas a playas públicas, que en verano están siempre superpobladas. Al final de las playas, hacia Levanto, está el símbolo de Monterosso, un gigante burdamente tallado en piedra que mira al mar.

 

  • cinque-terre-08-portovenerePortovenere. Al sur de Riomaggiore y La Spezia, fuera del circuito más turístico y del trayecto del tren, es como un pueblito de Cinque Terre pero enteramente de cara al puerto. Tiene algo más de 400 metros de largo y está recorrido por la calle principal sobre el puerto y una callecita interna paralela. Las construcciones son similares a las de sus hermanas y sobre el final, en una roca de cara al mar de Liguria se dibuja la silueta de la iglesia San Pietro. Camino a la iglesia hay una entrada que permite ver la costa norte, es la Gruta de Byron (en homenaje al poeta que le dedicó algunos versos), donde se pueden disfrutar los atardeceres más maravillosos de la región. Lo más recomendable es llegar en barco (€10,00) y quedarse hasta la hora de la cena para comer en alguno de los restaurantes del puerto, a pasitos del mar. El último barco vuelve a La Spezia a las 19.40 por lo que habrá que regresar en ómnibus (€2,00, funciona hasta las 23.30) en un trayecto de media hora. Frente al pueblo, a sólo 300 metros, está la isla Palmaria con la panorámica de Portovenere y bonitas playas (mucho pedregullo y poca arena), a la que se cruza en un bote que cuesta €5,00 ida y vuelta.

 

  • cinque-terre-09Recomendaciones. Lo mejor es elegir algún hospedaje en La Spezia o Levanto cercano a la estación del tren. ♦ Con excepción de Monterosso, los pueblos tienen muchas elevaciones y pendientes, esto no significa que hay que ser un atleta o un escalador para visitar Cinque Terre pero lo cierto es que las personas con movilidad reducida podrán conocer poco y nada. ♦ En enero la temperatura máxima no suele pasar de los 12º y en verano es realmente muy caluroso, por lo que aquellos que decidan hacer trayectos largos caminando deberán tomar precauciones mínimas. ♦ Julio y agosto son los meses de mayor afluencia de visitantes, es mejor reservar con anticipación y hay que tener en cuenta que la zona recibe unos 2,5 millones de turistas al año, la gran mayoría concentrados en los meses de calor. ♦ Es bueno comenzar los recorridos temprano por la mañana, cuando hay menos visitantes y se pueden disfrutar los pueblitos con más tranquilidad. ♦ Conviene tener en cuenta los horarios del tren, aunque no es raro que sufran demoras.

Cómo llegar

Hay dos aeropuertos cercanos a Cinque Terre: el Galileo Galilei de Pisa y el Cristoforo Colombo de Génova. Desde el Galileo Galilei (más cercano a La Spezia) hay que tomar un ómnibus o un tren a Pisa Centrale, y desde allí un tren que cubre los 77 kilómetros hasta La Spezia. Desde el Cristoforo Colombo se puede ir en tren o bus a la estación Piazza Principe de Génova, para hacer en tren los 85 kilómetros hasta Levanto. Además, hay aerolíneas low cost que operan en otros aeropuertos un poco más alejados (Milano, Parma y Bologna) desde donde se puede llegar en tren. También hay trenes directos de Roma Termini a La Spezia o Levanto que demoran algo más de tres horas.

Visa, pasaporte y requisitos

Los ciudadanos de la Unión Europea (espacio Schengen) y de Argentina, Brasil, Chile, Estados Unidos, México, Paraguay, Uruguay y Venezuela (entre otros) no necesitan visa para ingresar a Italia si la permanencia será menor a noventa días. Quienes necesiten visa deberán solicitarla en un consulado o embajada italiana. El pasaporte debe tener una vigencia mínima de tres meses en el momento de ingreso. Para ingresar a la Comunidad Europea es obligatorio contar con un seguro de viaje con una cobertura mínima de 30.000 euros. No hay vacunas obligatorias para ingresar a Italia, pero sí hay que contar con un billete de avión de ida y vuelta, y con las reservas de hospedaje o con una “carta de invitación” de un ciudadano italiano. Quienes se alojen en una casa particular también deben declarar su arribo a Italia en una jefatura policial.

Dinero

En Italia la moneda es el euro (€) y en muchos comercios de la zona de Cinque Terre se aceptan tarjetas de crédito y de débito, aunque algunos se manejan sólo con efectivo.

Idioma

La lengua de la región de Liguria es el ligur, principalmente el dialecto genovés o zeneize, con ligeras variaciones en cada pueblo y con ciertas similitudes con el francés. Sin embargo, cualquiera que hable italiano se podrá comunicar sin problemas, en tanto que muchos comerciantes también comprenden frases básicas en idiomas como el inglés o español, dada la afluencia de turistas de todo el mundo. En la entrada Italiano básico para turistas hay una lista de palabras y frases comunes.

En la web

Para conocer más sobre Cinque Terre está Le Cinque Terre.org, el sitio oficial (también en español) con muchos detalles sobre su historia y sus rincones. En el portal de Sitabus están los horarios completos de los trenes que recorren Cinque Terre y llegan a La Spezia y Levanto. En Cinque Terre Turisti (en italiano) hay muchas explicaciones acerca de las distintas formas de recorrerlo, ya sea en tren, auto propio, motorhome o barco, y también indica los aeropuertos más cercanos. En Cinque Terre.com hay muchos datos sobre la Via dell’Amore y In Cinque Terre tiene un detalle de todos los senderos y caminos posibles, incluyendo también un archivo KML para usar con Google Earth, con decenas de opciones desplegadas en el mapa.

En la sección Mapas de Cinque Terre hay algunos mapas personalizados que serán útiles para visitar por primera vez los cinco pueblitos más famosos de Liguria.
Anuncios

¿Preguntas? ¿Algo que opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s