Madrid

Consejos antes de visitar Madrid (España)

  • Disfrutar la noche.  Madrid parece haber sido inventada para disfrutarse de noche, con una caña y unas tapas. No es que no sea una ciudad bonita en otros horarios, pero podría decirse que la capital española empieza a despertar por la tarde y explota cuando cae el sol. Una de las más típicas prácticas madrileñas es sentarse en la terraza de un bar a beber cerveza entre amigos. Hay bares y tabernas por toda la ciudad, pero algunas zonas son particularmente animadas. Con Puerta del Sol como epicentro turístico de la ciudad —donde a cualquier hora se podrá encontrar algún lugar de tapas y cañas—, hay quienes prefieren moverse hacia el norte rumbo a la zona de Malasaña, otros eligen un poco más al este el agitado Chueca (las noches de fines de semana las calles son un hervidero), o la zona de Plaza de Santa Ana/Plaza del Ángel en el Barrio de las Letras, o más al sur la diversidad cultural de Lavapiés, o quizás yendo para la Plaza Mayor se decanten por el encanto medieval de La Latina en las tabernas más tradicionales. La oferta es casi infinita.

 

  • madrid02-museo-de-el-pradoDedicarle un tiempo al arte. No se puede pasar por Madrid sin conocer cara a cara algunas de las obras maestras más trascendente de la historia occidental. Si hay que elegir solamente dos museos, el primer imprescindible es El Prado, quizás la mayor concentración en el mundo de obras maestras por metro cuadrado. Cuidado, hay que ir con tiempo: no vale la pena dedicarle menos de tres horas, y hay quienes están seis horas y salen convencidos de que les faltó recorrer algún rincón de ese laberinto majestuoso de Velázquez, Goya, El Bosco, El Greco, Zurbarán, Rubens y tantos otros. El otro es el Museo Reina Sofía, aunque más no sea por una sola obra, el indispensable “Guernica” de Picasso, aunque es justo dedicarle al menos la mañana entera a los Miró, Dalí, Diego Rivera, Juan Gris… Tiene una gran ventaja sobre el museo del Prado: allá las aglomeraciones son constantes, pero el Reina Sofía suele estar casi vacío a primera hora de la mañana. Hay muchos otros museos: el Thyssen-Bornemisza, el de Artes Decorativas, el de Antropología, el Sorolla, el Planetario (cerrado hasta el 2017), Bellas Artes, la casa de Lope de Vega, el Museo Arqueológico…

 

  • madrid03-plaza-benaventeMejor a pie. Madrid tiene una buena red de metro pero el casco histórico y todo lo interesante para el turista (excepto el estadio Santiago Bernabeu, el Parque Quinta de los Molinos y la plaza de toros de Las Ventas) está en un radio no mayor de dos kilómetros desde Puerta del Sol. Por ejemplo, cruzar todo el centro histórico de este a oeste, desde el Parque del Retiro hasta el Palacio Real, no debería tomar más de media hora a pie. Esto es: lo más recomendable es conseguir un hospedaje cercano a Puerta del Sol y caminar, caminar mucho, lo que también permite encontrar hermosos rincones de la ciudad de esos que no tienen “marcas” en el mapa.

 

  • madrid03-puerta-del-solAcostumbrarse al ritmo madrileño. Madrid es una ciudad serena durante el día, intrínsecamente tranquila, incluso con cierto aire pueblerino gracias a que el distrito financiero está algo alejado de la parte más visitada. Por la mañana está casi desierta y recién en las primeras horas de la tarde empieza el movimiento de turistas en la zona de Puerta del Sol, que conforme va acercándose la noche se transforma en un hormiguero. Los más madrugadores van a encontrar pocos lugares para desayunar antes de las 10, y por eso van algunas buenas opciones: Maestro Churrero, en plaza de Jacinto Benavente; también cerca de Puerta del Sol está Café del Príncipe, en la plaza de las Canalejas: y La Platería, en calle de Las Huertas y Paseo del Prado.

 

  • madrid04-parque-de-el-retiroRespirar aire puro. El Parque de El Retiro es uno de los más bonitos pulmones verdes de la ciudad, amplio, muy bien cuidado, con un gran lago donde se pueden alquilar botes e incluso dos espacios de exposiciones de arte gratuitas (el Palacio Velázquez y el magnífico Palacio de Cristal). Pero quien necesite aún más contacto con la naturaleza tiene hacia el oeste Casa de Campo, más de 1.700 hectáreas que triplican al Central Park neoyoquino y el Hyde Park londinense juntos. La mejor forma de llegar es con el teleférico ubicado en Pintor Rosales y Marqués de Urquijo, precisamente donde hay otro bonito y sereno paseo, el Parque del Oeste y en particular la Rosaleda. También se puede respirar aire puro en los Jardines de Sabatini, el Campo del Moro y en el Parque Madrid Río, muy cerca del estadio Vicente Calderón, donde el río Manzanares se convierte en una postal verde decorada con modernos puentes y un paseo muy elegante. Pero probablemente los jardines más vistosos de Madrid sean los de Plaza de Oriente, entre el Teatro Real y el Palacio Real. Algo más alejado está el Parque Quinta de los Molinos, que tiene muchas especies vegetales pero la gran estrella son los almendros, que regalan un imágenes inigualables cuando florecen en febrero y marzo. Si alguien necesita todavía más verde, también están el real Jardín Botánico cerca de la estación Atocha, y el jardín tropical instalado puertas adentro de la misma estación.

 

  • madrid05-casa-patasExperimentar una noche flamenca. Hay infinidad de bares y tabernas en Madrid que ofrecen una noche de tapas y música flamenca en vivo, se los puede ver por toda la ciudad. Muchos de ellos están orientados a un público poco exigente, que puede contentarse con algunos clichés y un puñado de músicos y bailaores decentes, pero también hay auténticas joyas del flamenco más auténtico. Una de esas excepciones es Casa Patas, donde ofrecen espectáculos diarios a un costo elevado (show y un trago por €38,00) pero sin fisuras, sin demasiada pompa pero con siempre artistas de primer nivel.  El restaurante también es muy bueno. Funciona en Cañizares 10, casi donde empieza el barrio Lavapiés y está cerrado los domingos.

 

  • madrid06-el-rastroSalir de compras. Quien quiera reventar la billetera en Madrid tiene entre Plaza del Sol, Plaza del Callao y la Gran Vía un paraíso para las compras. En la zona hay una diversidad de grandes tiendas, desde el Fnac hasta varias sedes de El Corte Inglés, pasando por locales de Zara, Bershka, H&M, Primark y tantos otros. Para los que no estén satisfechos todavía con tanta oferta también está el Centro Comercial Príncipe Pío, algo más escondido. Pero quienes busquen artesanías, baratijas y hasta algunas antigüedades deberán esperar al domingo, único día que funciona el famoso mercado de pulgas de El Rastro, en Lavapiés, al que conviene llegar a primera hora (abre a las 9) ya que desde el mediodía la multitud es agobiante.

 

  • madrid07-callao-y-gran-via►Ver Madrid desde las alturas. La ciudad no ofrece deslumbrante panorámicas, mucho más allá de las vistas del skyline madrileño desde Casa de Campo, pero tiene infinidad de azoteas y terrazas donde degustar una copa y disfrutarla desde las alturas. Uno de los mejores es la azotea del Círculo de Bellas Artes, donde hay un mirador junto a un bar-restaurante que funciona desde la mañana hasta la 1:30 (los viernes y sábados el horario se extiende una hora más) y la entrada cuesta €4,00. Pero también hay uno gratuito: en el último piso de El Corte Inglés Callao está el Gourmet Experience, un moderno patio de comidas con buenas vistas, mesas al aire libre y la clásica foto del edificio junto a Plaza de Callao con la Gran Vía en todo su esplendor hacia Plaza de España. Algo más alejado está el mirador del Faro de La Moncloa (€3,00), que permite una panorámica distinta de la ciudad desde sus 110 metros de altura.

 

  • madrid08-pinchos-tapas-y-racionesComer como un madrileño. A la hora de ir de cañas, encontraremos en los anuncios de bares y tabernas tres palabras que se repiten por todo Madrid: pinchos, tapas y raciones. La caña, se sabe, es la cerveza tirada, así que adentrémonos en la forma de acompañarlas. Los pinchos son pequeñas porciones de comida sobre un trozo de pan, y pueden ser de pescados, pimientos, croquetas o los habituales pinchos de tortilla. Las tapas son ingredientes (en ocasiones los mismos) servidos en cazuelas u pequeños platos, y aunque en muchos lugares suelen cobrarlos la mayoría viene incluido con el precio de la bebida. Las raciones son porciones más generosas, que en ocasiones pueden alcanzar para saciar a algún estómago no demasiado exigente; un buen ejemplo de ración son los tradicionales huevos rotos, que no son otra cosa que huevos fritos con abundante aceite, patatas y jamón o panceta ahumada. Madrid está repleto de taperías, pero la mayor cantidad de locales más tradicionales son las tabernas en las cercanías de la Playa Mayor, principalmente en las calles Cava Baja, Cava Alta y Cuchilleros. Y si se trata de comidas más elaboradas, precisamente en Cuchilleros hay un restaurante cargado de historia: Sobrino de Botín fue fundado en 1725 y se supone que es la casa de comidas más antigua del planeta. La cocina madrileña es muy variada, con generoso platos típicos (como el imperdible cocido madrileño) y gran oferta de gastronomía internacional. El Mercado San Miguel es, sin dudas, el patio de comidas más famoso de la ciudad, muy pintoresco pero por estos días casi exclusivamente destinado al turismo. Quienes quieran una experiencia más auténtica deberían probar en el mercado San Antón, en Chueca, o el más tradicional Antón Martín, entre Lavapiés y Letras (Santa Isabel 5), ambos con puesteros que venden pescado, carnes, verduras y panificación pero también con animados patios de comidas. Para la hora de la merienda, a metros de Puerta del Sol está La Mallorquina con sus renombrados dulces y no muy lejos de allí, aunque escondida en un estrecho callejón, los famosos churros de la chocolatería San Ginés.

 

  • madrid09-templo-de-debodRecorrer mucho. Además de parques, tabernas y museos, hay mucho para conocer en Madrid. Por empezar, las puertas monumentales como Cibeles, Alcalá (la entrada más bonita de El Retiro) y la Puerta de Toledo, en el sur. Pero también están el excéntrico Templo Debod (un antiguo monumento egipcio trasladado a Madrid en 1968), el Palacio Real (muy visitado, conviene ir temprano) y la Catedral de la Almudena, la Plaza Mayor y sus diez arcos de acceso, la Gran Vía con sus edificios elegantes y sus comercios, el señorial Paseo de los Recoletos desde la Puerta de Alcalá hacia el norte, el parque de diversiones de Casa de Campo y el Zoo Aquarium de Madrid no muy lejos de allí, y la Plaza de Toros de Las Ventas, la más grande España, la primera en construirse en el mundo y por muchos considerada como la más bonita.

 

  • madrid10-toledo►Viajar al pasado. Una ciudad de piedra que destila encanto medieval, encaramada en una colina en un meandro del río Tajo. Calles adoquinadas que muestran los vestigios y las cicatrices de la convivencia entre musulmanes, cristianos y judíos. Un halo de autenticidad que, pese a los miles de visitantes diarios, se antoja inquebrantable. Todo eso es Toledo, la “segunda Roma”, patrimonio de la humanidad, única en cada detalle y apenas a media hora de Madrid, ¿se necesitan más motivos para visitarla? El moderno y confortable tren de alta velocidad sale de Atocha con quince servicios diarios y el casco histórico de la antigua y laberíntica ciudad se puede recorrer sin apuros en una jornada. Lo único que se necesita es un buen mapa (en la sección de mapas de Madrid de este blog está mi itinerario personal y más detalles acerca de la ciudad) y también conocer de antemano algunos de sus secretos, buena parte de su historia y cada una de sus leyendas. Ciertamente, conocerla no tiene desperdicio, Toledo no decepciona a nadie.

Cómo llegar

Madrid es la puerta de ingreso a Europa desde el continente americano. En el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas operan setenta líneas aéreas que cubren rutas desde los cinco continentes. Se encuentra a doce kilómetros del centro de la ciudad y ofrece conexiones con ómnibus, la línea 8 del metro (que requiere un trasbordo para llegar hasta el centro), un tren de cercanías que pasa por Atocha, y servicio de taxis (€30 hasta el centro). Hay dos grandes estaciones de tren en la ciudad: Madrid-Chamartín (con numerosos destinos nacionales y que incluso llega a Francia y a Portugal) y el complejo Atocha (que reúne la estación de Puerta de Atocha para trenes de alta velocidad, Atocha-Cercanías para trenes de cercanías y media y larga distancia, y Atocha Renfe para el metro).

Visa, pasaporte y requisitos

Los ciudadanos de la Unión Europea (espacio Schengen) y de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, México, Paraguay, Uruguay y Venezuela (entre otros) no necesitan visa para ingresar a España si la permanencia será menor a noventa días. Algunos de los países que sí necesitan visa son Bolivia, Cuba, Ecuador, Guyana, Haití y Jamaica, la cual deberá tramitarse en un consulado o embajada española. El pasaporte debe tener una validez que abarque todo el período de estancia prevista. Para ingresar a la Comunidad Europea es obligatorio contar con un seguro de viaje con una cobertura mínima de 30.000 euros. No hay vacunas obligatorias para ingresar a España, pero sí hay que contar con un billete de avión de regreso, y con las reservas de hospedaje o con una “carta de invitación” de un ciudadano español que habrá tramitado en un destacamento policial. Las autoridades aduaneras también pueden pedir la acreditación de medios económicos, en base a 64,14 euros por día y por persona, con un mínimo de 577,26 euros por persona, que puede ser en efectivo, con tarjeta de crédito (aportando el último resumen mensual) o con cheques de viajero.

Dinero

En España la moneda es el euro (€), que en julio de 2016 cotizaba a 1,10 dólares (€1,00 = u$s1,10). En la mayoría de los comercios de Madrid se aceptan tarjetas de crédito y de débito, aunque algunos se manejan sólo con efectivo.

Clima

La temperatura en enero va de 10º de media máxima a 3º de mínima, mientras que en julio es de 32º/16º. Es una de las capitales más secas de Europa, con picos de precipitaciones en abril y mayo (en torno a los 48 milímetros anuales) y entre octubre y diciembre (entre 51 y 60 milímetros), que en ningún caso supera los siete días de lluvias al mes. En marzo de 2011 hubo una gran nevada (en algunos barrios de la capital hubo hasta 8 centímetros de nieve) pero es un fenómeno poco habitual.

Idioma

En Madrid se habla español e incluso es la cuna del idioma castellano, con instituciones como la Asociación de Academias de la Lengua Española, la Real Academia Española (RAE), el Instituto Cervantes y la Fundación del Español Urgente.

Cómo moverse

El metro puede ser útil para moverse hacia y desde los barrios más alejados, pero la zona más turística de Madrid es reducida y bien puede recorrerse a pie. Los taxis no son baratos, como en casi toda Europa, y algunas calles del centro no permiten el ingreso de automóviles.

Dónde alojarse

Conviene buscar alojamiento en el centro, con la plaza Puerta del Sol como epicentro de lo que se conocerá en una primera visita a la ciudad. El barrio de las Letras (Huerta, entre el centro y el Parque del Retiro) es una excelente ubicación para quienes buscan tranquilidad durante el día y buena variedad gastronómica y oferta nocturna. La emblemática Gran Vía concentra numerosa cantidad de hoteles, el barrio Salamanca está próximo al Parque del Retiro y es una zona de tiendas caras, en Plaza de Castilla hay buena conexión de transporte público aunque tiene mucha actividad comercial, y Lavapiés es toda una experiencia multicultural a tiro de Atocha y del centro con mucha y diversa gastronomía.

En la web

Uno de los mejores sitios para darle un pantallazo general a todo lo que tiene para ofrecer la ciudad es Disfruta Madrid, mientras que Turismo Madrid.es tiene un interesante sección sobre las doce cosas imprescindibles para hacer en “la ciudad que nunca duerme”, especialmente en las recomendaciones sobre la noche madrileña. En tanto, la web oficial de turismo de la ciudad no se caracteriza por su rapidez y comodidad para recorrerlo pero tiene un excelente mapa de barrios y atracciones. El portal del metro de Madrid es muy útil, especialmente para aquellos que deseen ir a rincones más lejanos de la ciudad (como el estadio Santiago Bernabeu), mientras que Time Out Madrid tiene una amplia gama de actividades para vivir la capital española a pleno. Dos sitios que ofrecen algunas salidas originales son Mochileando por el Mundo (“40 cosas que ver y hacer en Madrid gratis o casi“) y Un Buen Día en Madrid (“15 planes originales“). Para conocer los mil y un secretos de Toledo, lo mejor es la lista de Rutas por España con las “50 cosas que ver en Toledo antes de morir“.

En la sección Mapas de Madrid hay algunos mapas personalizados que serán útiles para visitar por primera vez la capital española.
Anuncios

¿Preguntas? ¿Algo que opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s