San Andrés

Consejos antes de visitar San Andrés (Colombia)

  • Relajarse y gozar. San Andrés es una isla relativamente pequeña, no hay mucho más para hacer que tomar sol, comer (tienen una gastronomía exquisita y muy intensa), descansar y escapar de los habituales chubascos que no suelen extenderse más de tres o cuatro minutos. Quizás pasar algunas noches a puro ritmo… y seguir descansando.
  • 01-HotelElegir un buen hotel. Ya que estaremos la mayor parte del tiempo en la arena y en el hotel, conviene elegir el ideal. Y el mejor de toda la isla, por mucho, es el Decameron Isleño. Está a cinco metros de las mejores playas, es cómodo y moderno, sobriamente decorado, personal gentil, muy buena comida y gran variedad de bebidas, música en vivo todas las noches y tiene una piscina con desniveles de unos 140 metros de largo incluyendo los recodos y más de 350 metros de perímetro. Lo extraño es que sea apenas más caro que otros de muy inferior calidad, al punto en que los huéspedes del Isleño puede utilizar las instalaciones de todos los demás hoteles de Decameron en la isla (incluso se puede ir a comer) y no a la inversa: al Isleño sólo entran los “exclusivos” pasajeros del Isleño. El Decameron San Luis es una buena opción si viajan niños (en el Isleño no se permiten menores), bastante más pequeño pero acogedor y con playas más que aceptables, pero no hay que dejarse tentar por la excentricidad del Decameron Aquarium, con sus habitaciones directamente sobre el mar: no tiene playa y todo lo que tiene de original termina siendo una molestia, más temprano que tarde.
  • ►No obsesionarse con los pronósticos. Lo que está escrito más arriba acerca de la lluvia es real: los días buenos (la gran mayoría, aunque octubre suele ser bastante más lluvioso) las precipitaciones son diarias pero apenas si refrescan un poco el cuerpo y en cinco minutos sólo quedarán un par de charcos secándose al sol inclemente: apenas las nubes descargaron, el calor arrecia nuevamente. Hay días en que puede llover dos o tres veces sin que sea una molestia para pasar la jornada entera en la playa, y en ocasiones una única e intensa tormenta de lluvia y viento cae por la noche y, momentos después, no quedan ni rastros de nubes en el cielo.
  • 02-Playa►Tenderse al sol. Los hoteles céntricos no quedan muy lejos de la playa pero, nuevamente, los huéspedes del isleño podrán disfrutar de la mejor franja de arena de la isla, con el añadido de palmeras y un islote (que tiene dos nombres a falta de uno, Islote Sucre y Johnny Cay) que parece extraída de la serie “Lost” y completa un escenario único. En la zona del Decameron San Luis la playa es mucho más angosta pero igualmente hermosa, aunque algo más pedregosa. El sur, el oeste y el norte de la isla no tienen arenas.
  • ►Ir de compras. Hay infinidad de locales comerciales en el pequeño y agitado centro de San Andrés. Si faltaba algo para convencerlos sobre cuál es el mejor hotel, el Isleño está en una zona muy tranquila a escasos cien metros del comienzo del centro. San Andrés es puerto libre, por lo que compensa la falta de artesanías y artículos locales con muchos productos importados a muy buen precio, básicamente perfumes, licores y una aceptable variedad de electrónicos. Por supuesto, también venden valijas para los que se exceden en las compras y el equipaje les resulta insuficiente.
  • 03-Mula►Recorrer la isla en “mula”. En el centro hay varios “Renta car”, pero lo cierto es que casi no hay autos en alquiler sino carros de golf con motor a combustible que los lugareños llaman “mulas”. No es necesario tener carnet de conducir, son divertidos, no hay que preocuparse por el exceso de velocidad y con el tanque cargado tal como sale del alquiler alcanza y sobra para dar la vuelta a la isla. Aunque no hay tanto para ver, los simpáticos carritos permiten pasear por la elegante zona portuaria, llegar hasta el club de mar Rocky Cay (instalaciones y comida gratuita para huéspedes del Decameron, previo aviso), conocer las playas de San Luis (sin dejar de visitar el pintoresco Bar de Kela, decorado estilo reggae de cara al mar), llegar hasta el extremo sur de la isla para divertirse con el Hoyo Soplador (un estrecho agujero en la roca que se comunica con el mar y escupe viento y agua salada cuando el oleaje golpea con fuerza), subir por la costa oeste hasta La Piscinita (una “olla” de roca coralina ideal para hacer snorkel), llegar hasta La Cueva de Morgan (un “atractivo turístico” creado en torno al mito del paso del famoso pirata por la isla, que realmente no vale demasiado la pena), regresar por detrás del aeropuerto (los aviones aterrizan y despegan en el extremo noreste de la pista, muy cerca del mar, es realmente hipnótico observarlos) y volver al centro. El paseo es relativamente corto, ya que la isla tiene apenas unos 12 kilómetros de largo. Es imposible perderse, San Andrés tiene una sola ruta que bordea la isla y apenas un par de desvíos: las cuatro o cinco callecitas del centro y los caminos que llevan a La Loma, el barrio alto donde hay una iglesia de 1847, un jardín botánico y una laguna abarrotada de caimanes. Sin embargo, es imposible subir la pendiente con una “mula”, para eso habrá que alquilar otros carros más potentes que parecen jeeps militares.
  • Cuidado con el coco. El coco es parte indispensable de la dieta de los sanandresanos, ya sea como aderezo del arroz para acompañar el pescado, como bebida alcohólica, como fruta o simplemente decorando el escenario natural desde los imponentes cocoteros. Pero hay que tener ciertas precauciones: el arroz de coco es tan delicioso como pesado y difícil de digerir, el ron de coco puede resultar adictivo y aquel que se pase de tragos no querrá escuchar nombrarlo por meses, y las palmeras también pueden representar un riesgo para la integridad física, ha habido reportes de turistas que no solamente echaron a perder sus vacaciones al recibir un coco en plena cabeza.
  • 04-MantarrayaHacer excursiones. San Andrés está rodeado de hermosos cayos, ideales para cambiar el entorno playero y pasar una tarde de “aventuras”. El más conocido es Johnny Cay, frente al Isleño, aunque lo cierto es que las instalaciones son bastante limitadas, hay poco reparo a la sombra y la entrada al mar tiene una gran pendiente que, sumado a la gran cantidad de rocas coralinas, supone cierto riesgo para los bañistas. Pero la excursión más completa empieza en el club de mar Rocky Cay, donde una pequeña embarcación navega hasta una zona de mar abierto repleta de peces, un banco de arena con erizos y estrellas de mar, un sector donde nadan libremente decenas de mantarrayas y termina en el cayo El Acuario, una piscina natural que alberga gran cantidad y variedad de peces. De regreso a Rocky Cay hay reposeras para tenderse al sol, un buffet para almorzar y una barra de tragos hasta las cinco de la tarde. También resulta interesante hacer un paseo en kayak entre los manglares del Old Point Mangrove Regional Park.
  • Elegir el calzado correcto. A la playa cada cual va como quiere, incluso algunas se animan a tomar sol en topless. Pero a las excursiones hay que ir preparado. No hace falta llevar snorkel, cualquier empresa turística nos facilitará un par, pero sí hay que llevar un calzado que evite lastimarse en las rocas coralinas o al pisar accidentalmente un erizo de mar. Son especialmente útiles las zapatillas de neoprene y las sandalias tipo Crocs, más cerradas y resistentes que las ojotas comunes.
  • 05-ReggaeDescubrir la cultura sanandresana. No es tan fácil encontrarlo, pero en San Andrés existe todo un culto del reggae. Detrás de los duty free y los hoteles all inclusive aparece la cultura rastafari, sólo hay que saber buscar para escuchar canciones de Bob Marley cada noche o toparse con los colores de la bandera jamaiquina. También se escucha son y calypso, pero lamentablemente la explotación turística de la isla terminó por apartar las costumbres isleñas, que quedó sepultada por las cadenas de perfumerías y los comercios de electrónica. El idioma local es el creole o criollo sanandresano, que combina inglés, español y dialectos africanos, aunque los isleños lo esconden celosamente de los turistas y resulta una tarea imposible pedir a un lugareño que nos traduzca las frases más comunes.

El sitio Viajeros.com tiene buena información sobre la isla, mientras que San Andrés 360 tiene un excelente recorrido fotográfico para ir metiéndose en ambiente. El portal oficial de la Gobernación de de San Andrés incluye noticias e información. San Andrés islas tiene muchísima data útil, especialmente los apartados sobre gastronomía, lugares y eventos, en tanto que Viajablog es la reseña de un bloguero luego de su estadía en el paraíso.

En la sección Mapas de San Andrés se puede encontrar un mapa personalizado que será útil para visitar por primera vez la isla.
Anuncios

¿Preguntas? ¿Algo que opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s