Koh Tao

Koh Tao

Consejos antes de visitar Koh Tao (Tailandia)

  • Koh Tao-FerryConfiar en que el transporte llegará a destino. Casi todos los turistas arriban a las islas desde Bangkok. Algunos lo hacen en avión, para trasladarse en ferry a Koh Tao. Otros (la mayoría) deben combinar tren, ómnibus, barco y todo tipo de medio de locomoción, en lo que los locales llaman joint ticket, el pasaje combinado. Los tickets sólo están en manos del viajero en la primera parte del tramo, y en algún momento son retirados por los empleados y al turista sólo le queda como comprobante del viaje un adhesivo pegado en el pecho. Por ejemplo, se puede viajar desde Bangkok con un sólo pasaje combinando tren a Chumphon, songtaew (una pequeña camioneta) hasta la terminal, ómnibus hasta el puerto y ferry hasta Koh Tao. En cada parada los empleados dividen a los grupos de acuerdo al sticker pegado en la remera. Es tan caótico como suena, pero funciona.
  • Elegir con detenimiento la zona para hospedarse. Hay dos motivos para viajar a Koh Tao: buceo o descanso. Quienes deseen explorar las profundidades del Golfo de Tailandia con un tanque de oxígeno en la espalda probablemente no tengan inconvenientes en alojarse en los hoteles de playa Sairee ubicados a pocos metros del mar, habitualmente repletos de buceadores que aprovechan los cursos con certificación internacional en aguas transparentes, junto a infinidad de especies marinas y quizás con los precios más accesibles del mundo. También es la zona más animada, elegida por los mochileros más jóvenes (y ruidosos). Si la intención es relajarse y disfrutar a pleno de las playas, la mejor opción es alejarse un poco a los hoteles de Sairee más cercanos a la calle principal (a no más de cien metros de la arena) o incluso a la zona sur de la isla, en los alrededores de la playa Chalok Baan Kao, donde hay menos opciones gastronómicas pero tiene un ambiente mucho más familiar. En la zona del noroeste de la isla (frente a Koh Nang Yuang) hay hospedajes con una vista que corta el aliento y rodeados de naturaleza salvaje, pero son de más difícil acceso. Los locales viven en la zona más urbanizada de Mae Haad, cerca de los muelles pero más alejados de las playas.
  • Koh Tao-PlayaNo esperar encontrarse con anchas franjas de arena. Koh Tao es deslumbrante, encantadora, pero no es Copacabana. En la mayoría de sus playas apenas si hay espacio para echarse sobre la arena en “primera fila”, entre los bares y la orilla del mar. En algunos sectores puede haber entre tres o cinco metros de playa, pero no mucho más. Sin embargo, este detalle le da un toque más intimista y apacible a un escenario de ensueño.
  • Llevar siempre ojotas o sandalias. Los comercios, bares y restaurantes sugieren ingresar descalzos (para no dejar arena en el piso), por lo que llevar calzado cerrado se convertirá en una incomodidad. Es habitual que en la puerta de ingreso a los bares se amontonen decenas de “chanclas”, y no hay que temer por la posibilidad de un robo: salvo algún turista que se pase de divertido, en Koh Tao nadie toca lo que no le pertenece. Un ejemplo de la “inseguridad” de la isla es que muchos comercios suelen cerrar dejando parte de la mercadería en el exterior, y algunos ni siquiera cierran sus puertas. En ningún momento de mi viaje vi algún policía patrullando y mucho menos algún robo o siquiera una situación sospechosa.
  • Koh Tao-Koh Nang YuanPasar un día en Koh Nang Yuan. Esta pequeña isla frente a Koh Tao quizás nos reserve las mejores fotos de nuestras vacaciones en el sur de Tailandia. Se trata de apenas dos franjas de arena blanca que comunican tres islotes, con un mar inmensamente turquesa todo alrededor. El taxi boat desde playa Sairee cuesta ฿200 por persona ida y vuelta (al cambio actual, 200 baht son casi siete dólares) más otros cien bahts de entrada a la reserva. En Koh Nang Yuan hay solamente un bar-restaurante, un viewpoint en la cima de uno de los islotes (es un camino corto y sin demasiada exigencia), algunas reposeras, una franja de arena de un par de metros de ancho, y el mar, nada más. Pese a que es uno de los lugares más fotogénicos de Tailandia no es la playa idílica que se imagina en las tarjetas postales: la arena está repleta de piedras y sedimentos coralinos, por lo que sólo un fakir podría caminar descalzo, y siempre hay demasiados turistas para tan poca playa. Pero es un paseo inolvidable.
  • No confiar en el suministro eléctrico. La energía producida en la isla es más bien escasa. Es habitual que la luz se corte por algunos segundos todos los días e incluso no es extraño que alguna vez no haya suministro por un par de horas. Casi todos los hoteles y bares tienen wi-fi pero, lógicamente, cuando Koh Tao se queda sin luz tampoco hay internet. Y la mayoría de los hoteles que ofrecen duchas con agua caliente tienen calentadores eléctricos, aunque el clima siempre permite darse un baño de agua fría.
  • OLYMPUS DIGITAL CAMERANo dudar en utilizar cualquier espacio privado como camino a la playa. La pregunta de todo viajero recién llegado a Koh Tao es: ¿y dónde está el mar?”. Lo más probable es que las olas se puedan escuchar y la sal se pueda oler, pero el mar no aparece por ningún lado. Toda la línea costera está edificada y no hay accesos públicos a la playa, por lo que simplemente hay que atravesar por el sendero de un hotel o entre las mesas de un bar.
  • Manejar al menos un inglés básico. En las zonas más turísticas de Bangkok todos hablan un mínimo de inglés, pero en Koh Tao está más extendido simplemente porque toda la isla vive casi exclusivamente del turismo. El problema suele ser la pronunciación: en ocasiones, ni siquiera un londinense es capaz de imaginar lo que un thai está intentando decir. Aquí los Marlboro rojos son “malboro led”, los botes naranja son “olan bout” y el hotel Simple Life es “simpu lai”. Aunque el tailandés es mucho más difícil que cualquier idioma occidental, no estaría mal conocer algunas frases en la lengua local, como saludar con un sawatdee krap (sawatdee kaa si quien habla es una mujer), agradecer diciendo kop khun krap (kaa para las damas) y usar mai pen rai para decir “no importa”, el equivalente tailandés a “está todo bien”. Cualquier isleño valorará y agradecerá el esfuerzo.
  • Koh Tao-Night boatEvitar el ferry nocturno. A menos que se quiera vivir una experiencia incomparable, el medio de transporte menos recomendable es el night boat que va de Chumphon o Surat Thani a Koh Tao. Es un barco carguero oxidado que se sacude como un caballo salvaje y no tiene asientos, apenas colchonetas en el suelo. Y además de bolsas de frutas, jaulas con pájaros y materiales de construcción, también hay pulgas. Por si algo le faltaba, tiene uno de los peores baños de Tailandia, demora casi siete horas en llegar y es apenas más barato que los ferrys diurnos, que son modernos, confortables, tienen aire acondicionado y cubren el trayecto en la mitad del tiempo. Pero, claro, quien viaje con comodidad y seguridad tendrá una anécdota menos que contar.
  • Tomar “taxis” para las distancias más largas. La isla no es muy grande, pero desde Sairee a las playas del sur hay unos tres kilómetros, y hacer a pie y con las valijas las quince cuadras hasta los muelles de Mae Haad no es una buena idea. Los “taxis” son en realidad camionetas 4×4 o songtaews (pequeñas camionetas con dos filas de asientos enfrentadas), y para que se detengan sólo hay hacerles señas con la mano en la calle principal. Cualquier trayecto debería costar un máximo de 150 bahts por persona, pero lo conveniente es estipular el precio de antemano. Los tuk-tuk que inundan las calles de Bangkok aquí brillan por su ausencia.
  • Koh Tao-RestauranteNo todo es mar, arena y submarinismo. También hay comida, tan deliciosa como en todo Tailandia, pero con distintos restaurantes al gusto occidental. Hay una increíble variedad de opciones gastronómicas en la calle principal y en el angosto sendero peatonal que corre por Sairee paralelo a la playa. Por la noche, los restaurantes que miran al mar ponen sus mesas en la arena y adornan los árboles y palmeras con luces de colores. Si bien la movida nocturna no le llega ni a los talones a la de su vecina Koh Phangan, suele haber interesantes fiestas nocturnas dos o tres veces a la semana; los promotores reparten durante el día volantes en la playa e intentan convencer a los turistas de sumarse a los festejos. La zona más animada cada noche suele ser en el centro de playa Sairee, cerca de Ban’s Diving o Lotus. En Koh Tao también hay un minigolf y bowling, un lugar para hacer tiro al blanco y la venerada Roca del Rey Rama V junto a la estatua del monarca, lo más parecido a un templo que puede encontrarse en la isla. Pero la atracción imperdible es el cabaret de las ladyboys, donde travestis montan cada noche un show de dudoso glamour aunque muy entretenido.
  • Cuidado con los monzones. El clima de la zona no puede sorprender a nadie: hace calor todo el año, pero la estación seca va de enero a abril, entre mayo y octubre suele haber tormentas y de octubre a diciembre el viento acostumbra a desanimar hasta a los viajeros más atrevidos. Pero con un poco de suerte en septiembre y octubre pueden encontrarse playas desiertas y jornadas de excelente clima.
  • Alquilar motos no parece buena idea. Lo que más llama la atención al llegar a Koh Tao es la gran cantidad de turistas con raspones, vendas e incluso yesos. Casi todos ellos fueron víctimas de algún accidente motociclístico. Los tailandeses manejan rápido y arriesgadamente, y además lo hacen por la izquierda del camino, por lo que es difícil acostumbrarse. A eso hay que sumarle el pésimo estado de la calle principal que cruza toda la isla y algunos comerciantes abusivos que querrán cobrarnos por los rayones que la moto tenía antes de que la alquiláramos. Sin embargo, los más aventureros encontrarán en las motocicletas una buena forma de recorrer la isla completa. La sugerencia es usar siempre casco y pantalones largos, para evitar los raspones en las rodillas. Hay apenas un par de estaciones de combustible en toda la isla, pero en muchos comercios junto a la calle principal venden botellas con nafta.

El mejor blog para echar un vistazo a las islas tailandesas antes de viajar es Mundo Nómada, del buen amigo Pol. State Railway of Thailand permite conocer los diferentes tipos de trenes, tarifas y horarios y Seat 61 muestra los itinerarios y muchos detalles. En Sairee Cottage Diving figuran los mejores lugares para hacer snorkel en la isla. Y Koh Tao Guide Online es la versión de internet de la completísima guía de distribución gratuita Koh Tao Info.

■ En la sección Mapas de Koh Tao hay algunos mapas personalizados que serán útiles para visitar por primera vez la isla.
■ También está disponible un pequeño diccionario de frases comunes en tailandés, en la entrada Tailandés básico para turistas.
Anuncios

¿Preguntas? ¿Algo que opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s